Discusiones de pareja, causas, soluciones, frecuentes

Cómo salir de una discusión de pareja aplicando estos 3 sencillos pasos en menos de 10 minutos

¿Has sentido alguna vez que, por mucho que lo intentaras, no conseguías solucionar las ​discusiones de pareja?

Sigue leyendo porque te cuento el método que yo utilizo y con el que he conseguido reducir las discusiones de pareja al mínimo.

En todas las relaciones (ya sean familiares, de amistad, profesionales o amorosas) hay discusiones y conflictos.

Es normal que con quien más discutas sea con tu pareja, ya que es la persona con la que compartes más tiempo y espacio en tu día a día. Por lo tanto, con la que más roces tienes.

Pero, ¿qué pasa cuando hay discusiones frecuentes?

¿Qué pasa cuando no se solucionan esos conflictos?

Como una bola de nieve que baja por una colina, los problemas se van acumulando hasta que un día explotas.

Con todas mis relaciones de pareja he experimentado que, cuando un conflicto de pareja no se soluciona por completo, surge otro al de poco tiempo.

Y otro más…

Y así, hasta entrar en un bucle de discusiones del que no sabía salir.

Estar en un estado de discusiones de pareja frecuentes desgasta la relación ya que hay un mal rollito constante.

Al darme cuenta de esto, inmediatamente quise buscar una solución.

¡No quería que las discusiones del pasado me persiguieran durante meses!

Tras varios intentos de prueba y error y consultar con profesionales, encontré un método efectivo de cómo salir de una discusión de pareja y solucionar los conflictos de pareja.

Y esto es exactamente lo que vas a descubrir en este articulo.

¿Qué es un bucle de discusiones de pareja?

Un bucle de discusiones es un cúmulo de conflictos interrelacionados que se prolonga a través del tiempo. Digo que están interrelacionados porque un conflicto desencadena otro.

Un conflicto no resuelto del pasado, puede generar nuevas discusiones. Asimismo, las nuevas discusiones de pareja pueden hacer revivir los del pasado.

Por eso, cuando estás dentro de un bucle de discusiones, puede que al mínimo desacuerdo se creen peleas enormes. Ya que no sólo discutes por el conflicto actual, si no por todos los conflictos pasados que no se han zanjado.

Si os echáis en cara conflictos del pasado, está clara una cosa: que no están resueltos.

¿Cómo empieza un bucle de discusiones frecuentes?

Se podría decir que el bucle comienza al inicio de las relaciones, con las primeras discusiones.

Al inicio de la relación, las discusiones son esporádicas, pero a medida que los meses y años avanzan, cada vez se hacen más habituales.

Y al final, el tiempo que pasa entre una discusión y otra se hace cada vez más corto.

Un bucle de discusiones en estado avanzado se caracteriza por la frecuencia de los conflictos que se generan, que suele ser cada 2-3 días.

Por ejemplo, un problema de pareja no resuelto es: una discusión de pareja no zanjada, un conflicto no resuelto, un desacuerdo… En definitiva, es algo que NO habéis logrado superar.

​Puede ser algo tan simple como haber olvidado una fecha, no hacer alguna tarea, que critique a un familiar o amigo… Vamos, situaciones muy comunes en el día a día.

​​Al no haber solucionado completamente esa ​discusión de pareja, aunque hayas intentado “pasar página”, ese resentimiento se va almacenado en tu interior, concretamente en tu inconsciente. ​

Al final, acaban saliendo de la peor forma posible: atacando por cosas tontas a la persona a la que amas.

¿Cómo salir del bucle de discusiones?

Un bucle de discusiones se mantiene infinitamente hasta que uno de los dos decida cortarlo. Y la única forma de cortar el conflicto es solucionándolo.

Es decir, que los bucles van a continuar hasta que hagas algo al respecto.

En mi experiencia, son necesarios tres pasos para salir de un bucle y así empezar a solucionar todos los conflictos que has guardado en la recámara durante tanto tiempo.

PASO 1: Identificar que estás en un bucle de discusiones

​A estas alturas, con la información que te he dado, ya sabrás identificarlo más o menos. Pero para que lo tengas más claro, te voy a dar unas pistas:

  • Cuando intentas solucionar un conflicto, no tienes la sensación de haberlo solucionado.
  • El tiempo que pasa entre una discusión y otra es cada vez más corto.
  • Da igual el tema de la discordia, siempre termináis discutiendo de algo del pasado.

Si te pasa alguna de estas situaciones, claramente estás metida de lleno en un bucle de discusiones.

PASO 2: Habla con tu pareja y dile lo que está pasando

​Una vez que tienes claro que estás dentro de un bucle, lo primero que tienes que hacer es decírselo a tu pareja.

​Encuentra el momento apropiado. Piensa en las palabras que vas a utilizar y cómo le vas a expresar lo que sientes. Háblale de tu experiencia y de cómo estás sintiendo todas esas discusiones que estáis teniendo.

​También es importante animarle para que él te diga cómo se siente.

​Los hombres son más reticentes a compartir sus sentimientos de buenas a primeras. Así que tendrás que tener paciencia si en un inicio no comprende lo que le quieres decir, se niega a hablar de ello o te dice que no hay ningún problema.

​Por eso, es importante hablarle en un tono que no le haga ponerse a la defensiva. No le eches en cara cosas que haya hecho o no haya hecho.

​Es el momento de solucionar ​la ​discusión de pareja, no de crear uno nuevo. Explica cómo te sientes y tu deseo de solucionar ​el problema.

​No pretendas solucionar todos los problemas con una sola charla, ya que os tomará tiempo solucionar los ​problemas de pareja acumulados. Lo que sí puedes hacer es no seguir añadiendo capas a la bola de nieve.

PASO 3: La contraseña

​Una vez que los dos estéis de acuerdo en que estáis en un bucle de discusiones y los dos queráis solucionarlo, toca dar el último paso.

​Una forma efectiva de cortar el bucle de discusiones es que acordéis hacer un gesto o decir una palabra clave que será la señal para que los dos os deis cuenta de que estáis volviendo a entrar en el bucle.

​Cuando te des cuenta de que estáis discutiendo por algo que no tiene sentido y que volvéis al automatismo de discutir para sacar lo que lleva años acumulado dentro, haz el gesto o di la palabra clave.

​Esto hará que toméis conciencia de que estáis atrapados en un bucle, y al daros cuenta que la discusión de pareja no va a ninguna parte, entonces pierde la fuerza el seguir enzarzados.

​Comprometeos los dos a hacerlo y estad abiertos de mente cuando la otra persona utilice la señal. Puede que estés ensimismada en la discusión, pero si tu pareja ha utilizado la palabra clave, tienes que confiar en él.

​Y él también tendrá que confiar en ti.

Consejo final

Cuando te sientes a hablar con tu pareja para solucionar los conflictos, es muy importante identificar el origen, lo que ha causado el bucle en el inicio.

Ve hacia atrás todo lo que puedas hasta que encuentres el conflicto inicial, o al menos el que recuerdas. ​

Tendrás oportunidades más que suficientes para solucionarlos, ya que los conflictos pendientes acaban volviendo a salir a la luz.

Tendrás tiempo para solucionar todos. Así que es importante que te centres en solucionar uno a cada momento.

Y recuerda que, si después de intentar solucionar el problema​ de pareja, no te sientes satisfecha, es porque no has encontrado la causa verdadera. La consecuencia es que el conflicto volverá a surgir.

Si quieres avanzar más rápido y ponértelo más fácil, lo mejor para solucionar este tipo de conflictos es contactar con un terapeuta.

Si estás pensando en buscar un psicólogo, quizás sea mejor opción pedir ayuda a un sex coach o coach de pareja. En escuela de pareja estamos especializados en brindar esta ayuda.

​Es el camino más directo y sencillo que te ayudará a identificar las causas reales de cada conflicto. De esta manera, te liberas de ellos para que no vuelvan a surgir.

Si estás interesada, aquí tienes más información.

Cuéntame en los comentarios si has aplicado alguno de estos tres pasos y los resultados que has obtenido. ¡Estaré encantada de escucharte y ayudarte!

Cómo salir de una discusión de pareja aplicando estos 3 sencillos pasos en menos de 10 minutos
5 (100%) 2 votes

Sobre Ane Yusta

¡Holaa! Soy Ane Yusta, emprendedora y apasionada de la sexualidad. Desde las primeras relaciones y experiencias sexuales, he pensado que tenía que haber algo más. Por eso, ahora me dedico a investigar ese "más" junto con mi pareja actual. Quiero contarte todo lo que hemos aprendido sobre sexualidad y vida en pareja para que tú también consigas la relación de pareja que deseas. ¿Me acompañas?