libros eróticos, adicción

5 razones por las que te encanta “50 Sombras de Grey” y las novelas eróticas

Desde el lanzamiento de la trilogía “50 Sombras de grey”, las novelas eróticas se han hecho un gran hueco en el mercado del entretenimiento. Pero, ¿por qué son tan exitosas este tipo de novelas? ¿Cuál es el secreto de que gusten tanto?

More...

Hace unos 6 años, antes de que el boom de “50 sombras de Grey” llegará a España, yo ya tenía entre mis manos el primer libro erótico que me llevaría más adelante a explorar mi sexualidad.

Ese libro fue el primero de tantas otras novelas del género romántico y erótico que he leído desde entonces.

No sé lo que me pasaba con estos libros, pero una vez que  pillaba uno, no podía dejar de leer hasta terminarlo. Me absorbía por completo, hasta tal punto de que, una vez finalizado, tenía que ir a por más novelas del mismo género.

Estaba enganchada al chute de emociones que me proporcionaba, pero no me di cuenta de esto hasta más tarde. Como ya comentamos en un articulo anterior, leer novelas de este género es un modo de compensar un vacío que sentia dentro.

La cuestión es que me intrigaba la razón por la que, de repente, un libro como “50 sombras de grey” era tan exitoso.

Más aún, cuando el género no es nuevo.

Siempre han existido novelas románticas “picantes”. Aún así, no han estado tan abiertas al público en general; y las personas que las consumían eran más bien una minoría y lo hacían a escondidas.

Por el contrario, a raíz de la publicación de esta novela, todo cambió. El “porno para mamas” (que es así como denominan muchos este género) se ha normalizado, dando pie a un incremento bestial de la producción y lectura de la novela erótica.

Para mí fue todo un descubrimiento.

Siempre me ha gustado leer, pero la adicción a este género era algo que no me había pasado con otros.

Por eso, quise saber las razones por las que tanto me enganchaban estas novelas con respecto a otros géneros y por qué me creaban adicción.

Una trama que siempre funciona

Si nunca has leído una novela erótica o romántico-erótica, no hace falta que te compres ningún libro. Te describo rápidamente la trama:

Chica (a poder ser sin experiencia en el amor, la sexualidad o ambas) conoce a Chico (guapo, sexy, con pasta, educado… definido como “el hombre más guapo del universo”). Misteriosamente (y digo esto porque normalmente la chica suele describirse como “del montón”), este hombre perfecto le corresponde con una pasión y deseo sin parangón y comienzan una historia pasional en la que, después de muchas dificultades, triunfa el amor.

Éste es el patrón que siguen la mayoría (por no decir todas) de las novelas de este tipo. Y está comprobadísimo que vende.

Es sorprendente ver lo similares que son todas las novelas de este género. Y aún así, siguen siendo exitosas.

Nunca me canso de leer la misma historia una u otra vez. Aunque sepa lo que va a pasar al final.

Por eso, siempre que se utilice esta trama, el libro tendrá cierto éxito.

Te identificas fácilmente con la protagonista

Este tipo de novelas suele estar escrito por y para mujeres. Por lo que, en la mayoría de las ocasiones, está narrado en primera persona por la protagonista femenina.

Lo más importante es estudiar el perfil psicológico de las protagonistas, ya que es ahí donde reside la clave.

El inicio de este tipo de libros se presenta como un gran cambio en la insulsa vida de la joven, que habitualmente se encuentra en la veintena. Conocer al hombre de sus sueños supone un cambio dramático en su aburrida vida, que carece de experiencias excitantes.

Digamos que el pasado es como una página  en blanco. A partir de ahí, construir una vida es muy fácil.

Además, las tramas ficticias que estas novelas ponen en juego son situaciones que puedes imaginarte que pasen porque transcurren en contextos de la vida cotidiana.  

Por ejemplo, una chica universitaria encuentra su primer trabajo y empieza un tórrido romance con su jefe, el cuál se siente inmediatamente atraído por la joven.

Resumiendo, es como si estuvieras viviendo una aventura en tus propias carnes, sin necesidad de salir de casa.

Estamos enamoradas del ideal del  “hombre perfecto” o “príncipe azul”

Otra de las características importantes de las novelas románticas es que los protagonistas responden al cánon de “principe azul”. Ya sea porque Disney con sus películas nos lo ha inculcado o porque es algo inherente a las mujeres.

Conozco muy pocas que no sueñen con su “hombre ideal”.

Por normal general, los hombres de estas novelas son guapos y super atractivos. Cumplen al 100% con en prototipo de belleza masculina establecido y son ideales para dar vida a esta fantasía.

Y además de estar cañón, es rico, inteligente, varonil, fuerte,…

¡Vamos, la masculinidad encarnada!

¿Quién no ha fantaseado alguna vez con este hombre ficticio?

A mí, personalmente, este tipo de novelas me han proporcionando muy buenos momentos.

Imaginarme romances tan apasionados como los relatados en estas novelas me hacían vibrar y sentirme viva. Leer esas historias me hacían imaginarme que lo mismo podría pasarme a mí.  

¿A quién no le gustaría que un hombre millonario buenorro le solucione la vida?

Experimentar encuentros sexuales tan fogosos y que, habitualmente, no tienen lugar en nuestro día a día

Por si no fuera poco con su belleza y personalidad, el hombre en cuestión te hace el amor como un semental y hace que te corras ¡¡hasta tres veces en una hora!!

Y no son descargas leves, no... ¡son los orgasmos más potentes que has tenido en tu vida!

Yo firmo ahora mismo por tener eso.

¿Tú no?

Las novelas permiten crear escenarios y situaciones morbosas en las que todo puede pasar.

¿Normalmente harías el amor en un despacho? Probablemente no... Pero en la novela, te permites experimentarlo.

Además, esas situaciones también te permiten romper tabúes y limitaciones propias que tengas con respecto al sexo, así como abrir tu mente.

Pero, por mucho que te atraigan esas situaciones morbosas, seguramente no te atreverías a hacerlas realidad. Ya sea porque tu pareja no quiere, porque te da vergüenza reconocerlas o cualquier otra razón.

Por eso, sólo tienes las novelas eróticas para experimentarlas.

Y como es el único recurso que tienes a mano para cumplir esas fantasías, echas mano de ellas siempre que puedes.

Nos gusta ver cómo a pesar de todas las adversidades, al final triunfa el amor

Segun empiezas a pasar las primeras hojas de la novela, tus ojos se iluminan ante el adictivo estimulo que produce visualizar las escenas de sexo fogoso y lleno de pasión que llevan a cabo los protagonistas.

Más adelante en la novela, después de los primeros tórridos encuentros, aparecen los obstáculos que impiden que los protagonistas estén juntos. Puede ser un pasado tortuoso, un viejo amor, una separación física, el estatus social diferente...

En las novelas que tienen protagonistas con un pasado traumático y violento (el caso de “50 Sombras de Grey”), el otro intenta salvarle.  Y así se establece una relación de salvador-víctima.

En la mayoría de las ocasiones, es la mujer la que salva al frío e insensible hombre y trae el amor y la felicidad a su vida. A esto se le llama el Juego de la Salvación y es uno de los mayores obstáculos para lograr el amor verdadero. Hablaremos más extensamente sobre ello en otro articulo.

En el desenlace de la historia, el hombre descubre que la chica es la “mujer de su vida” y lucha para recuperarla.

Nos encanta ver a un hombre tan enamorado, completamente entregado a su mujer, que la adora y respeta por encima de todo. Y esta idea del hombre que finalmente se rinde al amor es la que venden las novelas románticas.

Por supuesto, te encantaría que un hombre te adorase igual que a la protagonista. Pero, en lo que a mí respecta, no he tenido parejas tan devotas; y por lo que veo a mi alrededor, no es lo normal.

Por eso en las novelas encontramos eso que secretamente queremos. Porque si los protagonistas de las novelas lo han conseguido, tienes la esperanza de que también te suceda a ti.

Ver cómo triunfa el amor ante todas las adversidades es lo que te mantiene enganchada hasta el final.

Y aunque ya sabes cómo va a terminar la novela (ya que todas terminan bien), simplemente quieres seguir viviendo esa aventura porque ya te has identificado con los protagonistas.

Yo devoraba estos libros, pasando de aventura en aventura. Lo que no me imaginaba es que leer este tipo de novelas conllevarían consecuencias que afectarían directamente a la forma en la que me relacionaba con los hombres y mis relaciones de pareja.

En el próximo articulo te cuento cómo me cambiaron las novelas eróticas y las consecuencias que sufrí.

¿Tú también lees novelas eróticas? ¡Cuéntame por qué te encantan a ti!

Seguimos charlando en los comentarios 🙂

5 razones por las que te encanta “50 Sombras de Grey” y las novelas eróticas
5 (100%) 1 vote

Sobre Ane Yusta

¡Holaa! Soy Ane Yusta, emprendedora y apasionada de la sexualidad. Desde las primeras relaciones y experiencias sexuales, he pensado que tenía que haber algo más. Por eso, ahora me dedico a investigar ese "más" junto con mi pareja actual. Quiero contarte todo lo que hemos aprendido sobre sexualidad y vida en pareja para que tú también consigas la relación de pareja que deseas. ¿Me acompañas?