masturvacion, masturbación hijos, que hago si mi hijo se masturba, mi hija se masturva

Guía sobre la masturbación infantil en público

​Este post trata sobre la masturbación infantil. Y concretamente sobre cómo deberíamos actuar si ​vemos a nuestra hija o hijo se masturba públicamente. Este es uno de los conceptos, dentro de la educación sexual ​dirigida a los hijos, que suele, en mi opinión, ​aplicarse mal.

More...

¿Te acuerdas cuando de pequeña te masturbabas sin saber lo que hacías?

​Quizás muchos chicos ​descubristeis la masturbación por mediación de otro amigo pero son más las mujeres las que desde muy pequeñas descubren el placer de cómo tocarse.

¿Sientes vergüenza al recordar cómo te tocabas delante de tus familiares?

Sois muchas las mujeres que empezasteis incluso en la guardería restregándoos una muñeca, un balón, cojín o con la ducha.

En el caso de los hombres pudo descubrirse por accidente después de que vuestros padres os indicaran que había que bajar la piel del pene para mantener el glande limpio.

Pero seguramente la mayoría de vosotros os lo enseñaría otro amigo e incluso muchos lo haríais en grupo en la casa de algún amigo o en literas de excursión como muchos minitores escolares podrían confirmar.

Antes de nada tenemos que aclarar que estamos hablando de masturbación en público, no necesariamente ha de ser en la calle o en un bar, sino en familia, delante de otros miembros por ejemplo.

¿A qué edad?

Aunque en cada caso puede ser diferente, las mujeres son las que primero empiezan. E incluso es frecuente observarlo a partir del 2 años de vida. Los hombres empiezan a los 10-12 años.

​​Lo que much​a gente no saben sobre ​masturbación infantil

Quizás algo que no hayas observado es que, partir de una edad un niño o niña deja de ​masturbarse en público de manera instintiva.

Así que con esto estoy diciendo, que si al niño o la niña se le permite experimentarlo hasta que se desestrese o pierda el interés, porque esa sensación ya no es una novedad, dejará de hacerlo.

Dado que todos al nacer somos sensitivos, unos más que otros… y aunque a veces una niña de dos años se pueda masturbar contra el taburete de un bar , es decir, en un entorno social absolutamente carente de intimidad, rara vez repetirá eso con el tiempo.

Es decir, que sin que nadie se lo diga, percibirá y sabrá dónde puede y dónde no, delante de quién sí y delante de quién no, seguir con su tarea de “amarse a sí misma” (lo mismo se aplica al niño). Esta es la primera clave.​

Si estás leyendo este articulo ​supongo que es porque partimos de la base de que quieres permitir a tu hijo o hija que experimente pero temes por la opinión de la sociedad.

​En ​esta sociedad el sexo sigue siendo un tabú, ​y ​aunque poco a poco va cambiando, por desgracia sigue estando mal visto por cuestiones de religión o moral que nada tienen que ver con garantizar un buen desarrollo del psiquismo de tu hijo o hija. ​

Por tanto quieres dar la mejor educación sexual pero no tienes claro cómo hacerlo.

Mucha gente a día de hoy sigue apostando por la represión o el castigo light "no hagas esto aquí", "¡estate quieta, deja las manos quietas, me estás poniendo nerviosa!"

Pero lo más sorprendente es que muchos profesionales siguen aconsejando que la clave reside en hablar con el niño o la niña para decirle que eso, aunque ​no es algo malo, ​NO se puede hacer delante de la gente o en la calle.

Comprendo que está tan arraigado ​este pensamiento que a más de uno le va a sorprender que yo contradiga esta recomendación pero lo voy a explicar y a los hechos me remito.

Por qué puede ser un error decirle que lo haga sólo ​en su habitación privada

​Quizás podríamos pensar que es mucho peor decirle que no lo haga a decirle que no es algo malo pero que mejor en casa cuando esté en su habitación.

Tú puede que razón ​y dada tu madurez y edad sepas discernir con mucha precisión. Pero tu hijo o tu niña NO.

​Cuando somos pequeños somos muy sensitivos, no tenemos tan desarrollada el razonamiento racional y somos muy emocionales.

No debes pensar como adulto sino como un niño que actúa por instinto, emociones y sensaciones.

Al decirle que mejor en casita en tu habitación sola, inconscientemente le está llegando la información que es algo malo.

Puede que a mucha gente le cueste entenderlo pero ​al hacerlo, pero el niño o niña lo que siente es que le estás limitando su libertad de expresión corporal, a una edad en la que no es consciente de que sea algo malo, a una edad en el que el cuerpo le pide hacerlo como hablar o andar y en definitiva a una edad en la que aunque lo intentaras, tú sabes que no va a entender por qué los humanos han llegado a ver mal algo tan natural...

​Siempre que sienta que un adulto le limita su expresión y sobre todo con algo tan delicado como la exploración de sensaciones sexuales, la reacción es bastante potente en el psiquismo como para tratarla a la ligera.

Y además al vincular inconscientemente la necesidad de hacerlo privadamente, indirectamente le está afectando ese sentimiento a partes de su cuerpo que en el futuro quedarán mapeadas como ​distintas al resto (pudor).

Ten en cuenta que por mucho que intentes decírselo con buena energía, como un juego y cariñosamente, para su psiquismo eso no tiene relevancia porque la clave reside en el lugar: vincular tocarse en esa zona con un lugar solitario. Esto en el futuro genera el sentimiento de vergüenza.

Si además el niño o la niña tiene asociado el portarse mal con ir a un lugar solitario en el que está él solo, la vinculación inconsciente será el doble.

​- ¡Pero yo lo hago por su bien!

- y yo sé que tus intenciones son buenas.

​Existe un punto medio entre decirle que lo haga en su habitación y dejarle que haga cualquier cosa.

Qué hacer cuando se masturba en un lugar inadecuado o público

En una palabra: distraerlo o distraerla.

Cuando veamos que la masturbación infantil se produce en un lugar en el que nosotros sepamos que no es un buen lugar y que puede exponerse al juicio de la sociedad, hay que distraerlo.

¿Cómo? animándole a jugar contigo, a ver algo bonito, a acariciar un perro que pasa por el parque, a ver un personaje de sus dibujos animados preferidos que se esconde por la calle, a correr o hacer algún ejercicio, etc...

Si vemos en casa que la masturbación no es cosa de un momento puntual sino que constántemente lo hace, lo distraemos.

En casa se le puede distraer con algún juguete recreativo, o contándole un cuento, viendo una película, animándole a pintar, a hacer cualquier manualidad, etc...

Si vemos que hay problemas de conducta con el menor o la menor y ese factor intuyes que le motiva a pensar constántemente en masturbarse, es importante contactar con un terapeuta para que solucione el problema de fondo.

¿Por qué lo hacen?

Forma parte del desarrollo biológico, pero también lo pueden hacer como descarga emocional, como desahogo por los motivos que sean.

Creemos que en estos casos habría intentar reconducir esa conducta y sobre todo, buscar la causa, para lo cual quizás pueda ser necesario hablar con un psicólogo u otro profesional capacitado.

Como te acabo de decir, contrariamente a lo que se suele aconsejar no es adecuado introducir el ideal de la intimidad; indicar a nuestras niñas o niños a que se masturben en privado, en su dormitorio o en el cuarto de baño genera una sensación de vergüenza social que más adelante generará culpa, con sus sutiles consecuencias.

Por lo tanto, no es recomendable caer en la contradicción de explicar a nuestros hijos que es natural pero… en privado. Ya decidirán ellos cuándo se hace privado y cuándo no. Esto no suele ser un problema, precisamente.

6 claves importantes para la educación sexual infantil y evitar complejos sexuales

​1 La importancia del nudismo en un entorno familiar

Una buena manera de garantizar que nuestros pequeños tengan idea integral de su cuerpo es promover que en el entorno familiar, en la playa y en otros ambientes posibles se dé el nudismo como ​común y cotidiano.

Se trata de que el niño pueda observar el cuerpo humano en su totalidad con la misma naturalidad que observa los cuerpos de otras especies animales, para evitar que en el subconsciente aparezcan zonas ocultas, prohibidas…

Que se convertirán en las más intrigantes y deseadas, con la consecuente ansiedad en el futuro y los problemas que ello provoca.

2 Actuar con naturalidad

Lo primero es actuar con naturalidad, es decir, sin alarmarse ni transmitir sensación de peligro o similar. Vuestro hijo o hija actúa siguiendo su instinto sin limitaciones morales.

Que tampoco detecte que al hacer eso se le presta más atención.

Es simplemente pragmático, primario e inocente.

Está en una edad de autodescubrimiento, por lo que es normal que en ciertos momentos toda su atención se focalice en las sensaciones peculiares que produce tocarse o frotarse los genitales.

Por eso es fundamental que el ambiente de la casa sea acorde a esa exploración y no se genere un ambiente negativo que induzca miedo o vergüenza. Es decir, que tenga la misma valoración que cualquier otra actividad, como comer, lavarse, pintar, ver TV, etc,

​Pero del mismo modo que las otras actividades tienen su principio y su fin, su contexto, su momento, su orden y su respeto por los demás, la que ahora nos atañe también.

3 Evitar el estrés y el aburrimiento tanto en el ambiente ​como en la hija o el hijo.

Es muy común que acudan a la masturbación para liberar el estrés que sienten. Muchas veces el estrés proviene de la situación familiar que los niños absorben como esponjas.

Otras veces la masturbación infantil se produce para compensar el aburrimiento, ​por falta de estímulos, actividad y juegos. Es importante que jueguen mucho y que se cansen físicamente.

Si hay conflictos con el hijo o la hija y acumula nerviosismo puede que le motive a masturbarse hasta desahogarse. Si ocurre esto, es importante entender lo que está ocurriendo con algún terapeuta.

4 Dejar que se canse de hacerlo hasta que pierda interés

Como hemos dicho al ​principio del artículo, ​a ​partir de una edad un niño o niña deja de ​masturbarse en público de manera instintiva.

La novedad deja de serlo.

Qué ocurre al decirle a mi hija que se masturbe en el cuarto​

Voy a hablar desde mi experiencia. ​A un familiar muy cercano (no digo el nombre por respeto a su intimidad) lo hacía constántemente. Y al final mis padres, a la edad de 6 años si mal no recuerdo, le dijeron que no lo hiciera. Es más le confiscaron el balón de espuma. 

Antes de eso era una persona muy extrovertida, sin complejos, muy cariñosa, y sin complejos corporales.

Ahora mismo es una persona muy arisca, suele tener siempre cara de enfadada con el mundo y bastante carácter. Evidéntemente mis padres no saben el por qué pero yo como buen observador vi la ​transformación.

Claramente esto no es un caso aislado y un gran amigo y gran colaborador de este proyecto, Daniel Apilanez, profesor titulado en psicología y mediación familiar, ha podido observar durante años el enorme impacto que tiene en el psiquismo de los más pequños la falta de educación sobre masturbación infantil y las palabras: eso no se hace aquí, ve a tu habitación.

Las principales consecuencias

  • ​Pudor corporal: sentir sus partes íntimas como algo prohibido, u oculto.
  • ​Visión fragmentada del cuerpo.
  • ​Sentimiento de culpabilidad.
  • Sentimiento de vergüenza.
  • Morbo por ver lo oculto
  • Complejos en otras partes del cuerpo que cambian en la adolescencia: sobacos, vello en las piernas, senos, trasero, etc
  • Sentir que la sociedad está en su contra o le reprime.
  • ​Dificultad para expresar sentimientos de mayor.
  • Retraso en el correcto desarrollo emocional.

​Conclusión

El ambiente de nudismo, sea en casa, en la playa y otros sitios de descanso, favorecen un buen desarrollo psicológico-sexual.

Así, es más probable, casi seguro, que la masturbación o el mero autoconocimiento corporal de una parte peculiar, por las sensaciones que aporta, no se convierta en una conducta obsesiva ni evitada, ni enaltecida ni denigrada.

La experiencia nos muestra que la represión de algo produce más deseo sobre lo reprimido.

Claramente, los principios morales sexuales de nuestra sociedad nos son saludables.

Muchas veces nos quejamos de lo mal que está el mundo y la clave para cambiarlo es cambiar individualmente para generar una nueva realidad.

Si no nos atrevemos a ​educar diferente y contagiamos las taras de la sociedad a las nuevas generaciones, ¿qué esperamos que ocurra en el mundo?

Así, sugerimos dejar que el niño o niña se autorregule sin represiones específicas ni incitaciones directas.

La vida misma y el equilibrio con otras actividades, con otra gente, con el entorno en general, le darán la pauta adecuada de conducta en este tema.

Si te ha pasado alguna vez, coméntame, ¿cómo has actuado?

¡No te olvides de valorarme con unas estrellitas! ¡Gracias!

Guía sobre la masturbación infantil en público
5 (100%) 2 votes

Sobre Asier González

¡Hola! Me llamo Asier González y junto a mi pareja, me dedico al coaching sexológico, siempre desde una visión holística para aumentar el deseo de la pareja y a mejorar la vida en pareja. Desde muy pequeño me he interesado por el desarrollo personal y espiritual, ya que me ha servido para superar numerosos obstáculos y sobre todo sentirme más satisfecho conmigo mismo. Por eso hoy en día me he especializado a adaptar el desarrollo personal a la vida en pareja ya que la relación de pareja, es uno de los factores que más nos condicionan nuestra felicidad.